¿Cuáles son realmente los beneficios de los cosméticos naturales?

 

Primero debes saber que los beneficios de usar cosméticos libres de químicos, se reflejan después de un periodo de adaptación, en donde se puede decir que tu cuerpo pasará por un proceso de desintoxicación que no es bonito, sale a lucir todo lo que los químicos te habían estado causando y escondiendo, sobre todo en el cabello con el uso de shampoos comerciales.

De manera sencilla te decimos cuáles han sido los más importantes para nosotras:

La piel se ve menos cansada…..

¿Has notado como el día que decides no maquillarte, todo mundo te pregunta si estas enferma y tu piel se ve gris, opaca y las ojeras marcadas? Esa apariencia se conoce como una piel desvitalizada y en ocasiones el pigmento del rímel, delineador, etc… se queda en la piel por días, pero eso no significa que así te verás sin maquillaje por el resto de tu vida.

Aportan nutrientes reales a la piel…

Los cosméticos naturales, son más puros, esto quiere decir que tienen mayor concentración de ingredientes buenos para la piel,  esto hace que se potencialicen los beneficios del producto, en realidad, no se puede decir que los productos con químicos, no funcionan, si no que el problema es que, se sacrifican beneficios y te pueden provocar efectos contrarios en la piel.

Evita que acumules células muertas…

Los cosméticos naturales no tapan los poros, lo que hace que la suciedad a la que nos exponemos, los líquidos que sudamos, etc…. puedan ser expulsados, evitando que se genere acné, o que se desarrolle el envejecimiento prematuro.

No dañas el medio ambiente...

Así es, aunque no vayas a la playa, los químicos de los cosméticos, desde el jabón hasta la sombra, son dañinos para el medio ambiente, pues al bañarte o lavarte el rostro todo cae en el agua y suena exagerado pero se ha comprobado que las aguas negras traen una carga de químicos que daña el ecosistema, además, si le hace daño a las plantas, no debe ser tan amigable tampoco para el cuerpo.

Lo que te podemos decir de manera definitiva es que mientras más puro sea un producto siempre será mejor para el cuerpo, tanto interna como externamente.