News

Recetas para hacer 5 tipos de leche vegetal

Recetas de leches vegetales

 

Seguramente ha escuchado de las consecuencias de consumir lácteos, principalmente porque muchos somos intolerantes.

Por eso queremos compartirte estas recetas para que hagas tu propia leche vegetal.

Leche de Almendras

 Generalmente tiene menos calorías y azúcar que otras bebidas. Tiene más calcio que la leche, además de vitaminas D y E, aunque también es baja en proteínas.

Ingredientes:

  • 1 Taza de almendras crudas
  • 3 Tazas de agua
  • 5 Cdita de jarabe de agave o miel de abeja
  • .5 Cdita de vainilla
  • 1 Pizca de sal de mar
  • A elección cacao en polvo o canela

Para preparar:

  1. Coloca las almendras en un recipiente y cúbrelas con agua. Déjalas remojando, destapadas, por la noche.
  2. Cuela las almendras y enjuágalas con agua fría.
  3. Licua en la licuadora durante 1 min a velocidad máxima las almendras remojadas y 3 tazas de agua.
  4. Forra un colador con una tela para colar y vierte la mezcla lentamente sobre un recipiente mediano
  5. Escurra la leche que quedó apretando la tela delicadamente.
  6. Agrega la sal, vainilla, miel y cacao o canela y revuelve.
  7. Guarda en el refri hasta por 3 días

Leche de soja

Es un poco más pesada que otras bebidas alternativas a la leche. Es la que tiene mayor fuente de proteínas.

Ingredientes:

  • 500 gramos de fríjol de soja
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de azúcar o miel
  • 1 varita de canela

 

Para preparar:

  1. Calienta 1/2 litro de agua. Cuando empiece a hervir agrega el frijol de soja, retira del fuego y deja remojar durante 15 minutos.
  2. Después desecha el líquido, agrega otro 1/2 litro de agua y deja remojar en el refrigerador durante una noche.
  3. Cuela el agua. Licúa los frijoles de soya con un litro de agua. Después pon una tela para colar sobre el colador, vacía la leche y exprime delicadamente.
  4. Pon a hervir lo que preparaste junto con 1 litro de agua
  5. Agrega el azúcar o miel y la canela. Déjalo hervir unos minutos.
  6. Guarda en el refri hasta por 3 días

 

Leche de coco.

Es cremosa como la leche entera. Tiene un mayor contenido de grasa que otras alternativas y en sabor un poco más dulce.

Ingredientes:

  • 4 tazas de agua
  • 2 tazas de coco rallado sin azúcar
  • Miel de agave o abeja

Para preparar:

  1. Calienta el agua y retira antes de hervir.
  2. Coloca el coco rallado en la licuadora y añade el agua caliente.
  3. Mezcla durante algunos minutos hasta que se consiga una pasta cremosa.
  4. Forra un colador con una tela para colar y vierte la mezcla lentamente sobre un recipiente mediano.
  5. Agrega el endulzante que prefieras.
  6. Guarda en el refri hasta por 3 días

 

Leche de avena.

Proporciona fibra y hierro, pero es baja en proteínas. Contiene fitoquímicos, que pueden ayudar a prevenir las enfermedades del corazón.

Ingredientes:

  • 1 Taza de copos de avena integrales
  • 1 Cuch de vainilla
  • 4 Tazas de agua mineral
  • 1 cucharadita de canela en polvo (opcional)
  • 2 Datiles
  • Miel de agave o abeja

 

Para preparar:

 

  1. Deja remojando la avena en agua mínimo 20 minutos, preferentemente déjala toda la noche.
  2. Cuela la avena y lávala con agua limpia y déjala escurriendo.
  3. Licúa la avena junto con el agua minera, la vainilla, la miel, los dátiles y la en velocidad máxima.
  4. Forra un colador con una tela para colar y vierte la mezcla lentamente sobre un recipiente mediano.
  5. Guarda en el refri hasta por 3 días

 

Leche de Arroz.

No tiene colesterol y es buena para las personas con alergia a la nuez o la soya. Es baja en proteínas y alta en carbohidratos en comparación con las otras.

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz moreno o integral
  • 8 tazas de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de miel de agave o abeja

Para preparar:

  1. Coloca el agua a hervir hasta que alcance el punto de ebullición, momento en el cual debes colocar el arroz.
  2. Baja el fuego hasta su nivel más bajo, y deja que el arroz se cueza durante 3 horas, con la olla tapada.
  3. Cuando hayan transcurrido las 3 horas, vierte la sal, remueve un poco, y aparta el arroz del fuego.
  4. Una vez tibio, licúa en velocidad máxima
  5. Agrega la miel y vuelve a licuar más.
  6. Forra un colador con una tela para colar y vierte la mezcla lentamente sobre un recipiente mediano.
  7. Guarda en el refri hasta por 3 días

Cuida tu alimentación diaria con superalimentos, checa los que tenemos aquí